Alimentos EcológicosEstilo de vida
Tendencia

Alimentos orgánicos y naturales, como diferenciarlos

Puntos destacados de la historia
  • 6 REAL DECRETO 1334/1999, de 31 de julio, por el que se aprueba la Norma general de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios.

Si bien los alimentos orgánicos son naturales, no puede decirse lo mismo a la inversa. Sin embargo, esta afirmación tampoco es del todo cierta, ya que la certificación orgánica se basa en un sistema que permite excepciones que alteran el producto. En este artículo te explicamos cuáles son las diferencias entre alimentos orgánicos y naturales.

Un producto orgánico es garantía que es un producto natural, entendemos como natural la ausencia de alteraciones artificiales en su cultivo, cría o procesado. Por contra, cuando se utiliza el término natural las etiquetas, nada nos garantiza que realmente lo sea.

A la hora de valorar cuánto de natural tiene un producto orgánico hemos de tener en cuenta que las certificaciones se conceden a los productos que cumplen una determinada normativa, lo que en muchas ocasiones significa un cierto margen de permisividad en el uso de productos químicos como plaguicidas para afrontar situaciones que no han podido resolverse con métodos ecológicos o simplemente porque están incluidos en la lista de los pesticidas, antibióticos, hormonas de crecimiento, etc. permitidos.

Norma General de etiquetado en Alimentos orgánicos y naturales

 

En lo que se refiere a si existe legislación que regule la utilización de las
alegaciones antes mencionadas, se señala que la Norma General de etiquetado,
presentación y publicidad de los productos alimenticios, aprobada por el Real
Decreto 1334/1999, de 31 de julio, establece en el artículo 4, apartado 1, letras a,
b y c, que:

“El etiquetado y las modalidades de realizarlo no deberán ser de tal
naturaleza que induzcan a error al comprador, especialmente:

a) Sobre las características del producto alimenticio y, en particular, sobre
su naturaleza, identidad, cualidades, composición, cantidad, duración,
origen o procedencia y modo de fabricación o de obtención.

b) Atribuyendo al producto alimenticio efectos o propiedades que no posea.

c) Sugiriendo que el producto alimenticio posee características particulares,
cuando todos los productos similares posean estas mismas
características.”

Por lo tanto, en la práctica puede haber productos naturales que sean orgánicos sin tener certificación y productos con su logo que, teniéndola, en realidad no sean del todo naturales.

Aunque la certificación no garantiza una total ausencia de químicos, a efectos prácticos tiene una gran utilidad para poder distinguir entre los productos orgánicos, -aunque dentro de un término flexible-, y aquellos otros que simplemente se venden como naturales por no estar procesados, ser frescos, sin más, o no tener conservantes.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios